9 sept. 2019 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas: , ,

Verónica Pérez reclama a la Junta soluciones para el palacio de los Guzmanes y el dolmen de Montelirio

La secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, ha mantenido un encuentro este lunes con la alcaldesa socialista de Castilleja de Guzmán, María del Mar Rodríguez, y con el grupo municipal del PSOE, para conocer de primera mano las necesidades de este municipio del Aljarafe, reclamando al Gobierno andaluz de PP y CS un "compromiso firme para poner en valor el valioso patrimonio de Castilleja de Guzmán".
09/09/2019. 20 Minutos.

Verónica Pérez en Castilleja de Guzmán PSOE Verónica Pérez ha asegurado que los socialistas sevillanos van a "demandar a la Junta de Andalucía que se implique en relanzar" el Palacio de los Guzmanes y sus suntuosos jardines diseñados por el paisajista francés Jean Claude Forestier, un enclave declarado bien de interés cultural (BIC) y en desuso desde que en 2104 dejase de funcionar como colegio mayor Buen Aire, toda vez que la localidad lleva años reclamando la recuperación de este palacio cedido en 1943 por el Ayuntamiento de Sevilla a la Universidad Hispalense para la instalación de una residencia de estudiantes.

Lo mismo ha señalado respecto al dolmen de Montelirio, caracterizado por un corredor de 39 metros de longitud, una cámara principal y una cámara secundaria y escenario de múltiples investigaciones arqueológicas e importantes hallazgos relacionados con el asentamiento humano que, con mayor o menor periodicidad, habría acogido el sector norte de la comarca del Aljarafe durante la Edad del Cobre.

La recuperación integral de este dolmen, para que sea visitable al igual que las construcciones megalíticas de la Pastora y Matarrubilla, en el vecino municipio de Valencina de la Concepción, constituye una vieja demanda de Castilleja de Guzmán, ya trasladada a la Junta de Andalucía cuando estaba gobernada por el PSOE.

Además, Verónica Pérez ha reclamado al actual Gobierno andaluz de PP y Cs "una actuación integral" en la carretera autonómica A-8077, que cruza el término municipal de Castilleja de Guzmán, para "evitar los colapsos y mejorar su visibilidad".

"Son muchos los proyectos y las infraestructuras que demandan los vecinos y vecinas y este equipo de Gobierno local, con su alcaldesa al frente, va a pelear por ellos", ha señalado Verónica Pérez. Por su parte, la regidora socialista ha asegurado que el "mayor lastre que tiene el municipio es que el anterior gobierno local (de IU) no ha presentado ni aprobado presupuestos en cuatro años" y ha prometido "dejarse la piel" para que Castilleja de Guzmán "progrese y prospere".
Leer más »

8 sept. 2019 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas: ,

Extremadura, tierra de dólmenes


Juan Jesús Sánchez, en el interior del dolmen del Tremedal, de 5.500 años de antigüedad. :: DAVID PALMA.
La región cuenta con decenas de estructuras prehistóricas repartidas por toda su geografía.
07/09/2019. Hoy. ANA B. HERNÁNDEZ

De norte a sur, Extremadura suma decenas de dólmenes. Desde los reconocidos de Lácara y Toriñuelo pasando por los conjuntos de Valencia de Alcántara o los de la dehesa boyal de Montehermoso. El interés despertado por la reaparición del dolmen de Guadalperal, foco de atracción de centenares de personas este verano, desde que la asociación Raíces de Peraleda avisara de que la bajada del nivel del agua del pantano de Valdecañas permitía verlo, ha puesto de manifiesto el tirón turístico que tiene la cultura megalítica en el conjunto de Extremadura, como tierra de dólmenes que es.

«Son miles las personas que han visitado nuestro complejo y numerosos los arqueólogos, investigadores e historiadores los que vienen a conocerlo», dice Juan Jesús Sánchez Alcón, presidente de Área Natural Extremadura, la asociación que lleva años dedicándose al estudio y promoción de la riqueza natural y arqueológica de la dehesa boyal de Montehermoso.

Los expertos coinciden en que la comunidad autónoma tiene una de las más importantes ofertas de cultura megalítica de la península

«Llevo años enseñando toda esta riqueza patrimonial a muchas personas, no solo venidas de Extremadura, también de otras partes de España y de Europa y del resto del mundo», añade. «Porque, aunque a día de hoy solo hay tres dólmenes excavados, podemos hablar que estamos ante uno de los más importantes yacimientos arqueológicos que hay en Extremadura, ya que todavía hay muchos dólmenes, asentamientos y restos de aldeas aún por descubrir».

De hecho, y a pesar de que faltan muchas de las grandes lajas que hicieron las veces de tejado en el pasado, las rocas de granito que hoy persisten, después de más de 5.500 años en el caso del más antiguo en Montehermoso, permiten imaginar cómo fueron los primeros dólmenes y cómo evolucionaron con el paso del tiempo hasta que aparecieron los enterramientos individuales, que también los hay en la dehesa montehermoseña.

De estas estructuras megalíticas, construidas durante el Neolítico y el Calcolítico como sepulcros colectivos, hay numerosas muestras repartidas por la geografía extremeña, como han estudiado, detallado y publicado numerosos expertos, que valoran la oferta de cultura megalítica de la región como una de las más importantes de la península ibérica. «Pero posiblemente no hay un caso igual en Extremadura que el que tenemos en la dehesa boyal de Montehermoso», destaca Juan Jesús Sánchez Alcón.

Los excavados

Porque en este espacio de un millar de hectáreas, declarado parque periurbano hace un lustro, hay inventariados y catalogados una veintena de dólmenes, aunque solo tres se han excavado y están a la vista: el dolmen del Tremedal, el de la Gran Encina y el Gran Dolmen. Descubiertos los tres por el historiador y hoy cronista oficial de Navalmoral de la Mata, aunque natural de Montehermoso, Domingo Quijada González. «Yo los descubrí como dólmenes en 1972, cuando estudiaba Geografía e Historia en Cáceres», recuerda hoy este experto.

El primero toma el nombre de una laguna cercana y utilizada para abastecer al ganado que ocupa la dehesa municipal, y es el más antiguo de los tres. «Tiene más de 5.500 años según las dataciones arqueológicas», detalla Sánchez Alcón. El segundo, con 5.000 años, es el dolmen de la Gran Encina, por su ubicación próxima a un árbol de casi 800 años, y el tercero en ser excavado es el menos antiguo de los tres que se pueden visitar en la dehesa boyal de Montehermoso. Se trata del Gran Dolmen, el más grande, con 4.500 años de antigüedad.

Todos tienen sus anillos concéntricos y el corredor de acceso con orientación sureste, en dirección a la salida del sol. Aunque a todos les faltan las losas horizontales y también algunas verticales, posiblemente por los expolios que han sufrido a lo largo de la historia. De hecho algunas de las grandes losas de los dólmenes se han utilizado para la construcción de un puente en la propia dehesa boyal.

Hay teorías que sugieren que el cuerpo del difunto se dejaba cercano al lugar de los enterramientos, pero a la intemperie, para que las aves de rapiña se alimentaran de su carne y elevaran con su vuelo las almas de los muertos al cielo.

«La construcción de los dólmenes tenía como finalidad la de enterrar a los muertos siguiendo rituales de inhumación que, con el paso del tiempo, dieron lugar al rito de la incineración», explica Juan Jesús Sánchez Alcón. «Se dejaron de construir hace 3.000 años, cuando empezaron las tumbas individuales», agrega.

Pero los monumentos funerarios en la dehesa boyal de Montehermoso, como los cinco asentamientos que también se han descubierto en ella, «no fueron elegidos al azar; su situación y construcción siempre estaban influidas por los recursos naturales y la orografía del terreno», como ocurrió en el resto de localizaciones de estas estructuras megalíticas en la región. Juan Jesús Sánchez asegura que sus constructores «buscaron lugares cercanos a cursos de agua, con abundantes canteras para la extracción de grandes losas de granito y propicios para la caza, la ganadería y la agricultura».

El futuro
Mantiene, por eso, la conveniencia no solo de conservar y dar a conocer el patrimonio ya descubierto, sino, en el caso de Montehermoso, la necesidad de que continúen las excavaciones paradas desde hace 15 años para sacar a la luz nuevos dólmenes, nuevos restos.

«Confío en que tras el interés despertado por Guadalperal, se retomen las excavaciones en una dehesa que está minada de dólmenes», resume Sánchez Alcón. «Porque ese pasado que nos mostrarán forma parte de nuestra identidad colectiva y nos continuará ayudando a conocer nuestra historia», argumenta. La que continúa sumando años en la dehesa boyal de Montehermoso, «una joya compuesta por varios dólmenes megalíticos que dan lugar a uno de los mejores complejos arqueológicos de Extremadura, un espacio que nos permite ver la evolución del hombre en armonía con su entorno desde tiempos prehistóricos», zanja.

Por eso insiste en la necesidad de que las excavaciones continúen y saquen a la luz más construcciones megalíticas en una región que cuenta con muchos testimonios. En la provincia cacereña destacan, según detalla el historiador Domingo Quijada González, los conjuntos de la zona de Alcántara, Valencia de Alcántara, Malpartida de Cáceres, Garrovilla, Jaraíz de la Vera, el Campo Arañuelo, la zona de la Jara cacereña y Montehermoso.

En la pacense, los dólmenes de Lácara (entre Aljucén y La Nava de Santiago), Huerta Montero (Almendralejo), Toriñuelo, Magacela, Barcarrota y los conjuntos del sur del término municipal de Badajoz.

«Solo en la provincia de Cáceres, en el estudio que he realizado con mi compañero Antonio González Cordero, doctor en Prehistoria, hemos contabilizado casi 200 dólmenes, lo que da muestra del importantísimo testimonio de la cultura megalítica que tenemos en Extremadura», defiende Domingo Quijada González. «De hecho casi podríamos decir que en zonas ganaderas es difícil no encontrar algún dolmen», zanja el cronista oficial de Navalmoral de la Mata.

«El de Guadalperal es un dolmen más de los muchos que hay»
El historiador y cronista oficial de Navalmoral de la Mata, Domingo Quijada González, descubridor de los dólmenes de Montehermoso y experto en las construcciones megalíticas además, asegura que «el dolmen de Guadalperal es un dolmen más de los muchos que hay». Afirma que «es idéntico a los de Montehermoso, con la salvedad de que los de la dehesa boyal están cuidados, delimitados y preparados para ser visitados» y también que «no es cierto que hace 50 años que no se ve; yo lo he visto más de 20 veces, unas más y otras menos, en función de lo que baja el nivel del agua del pantano, igual que el que está justo en frente, un dolmen de Bohonal de Ibor, que también lo cubre el agua».

Domingo Quijada no comprende por eso el revuelo que se ha montado en Peraleda de la Mata y, aunque es partidario de que se conserve el dolmen de Guadalperal, «que está de sobra estudiado», recuerda, «soy más partidario de empezar por los dólmenes intactos que hay en otros lugares, porque en su interior se encuentran numerosos utensilios, material valioso», concluye el experto.
Leer más »

~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Un puñado de euros paraliza el yacimiento arqueológico más importante de España


Pies de una escultura griega de mármol cicládico que demuestra el comercio de la época - ABC.
Los propietarios elevaron el alquiler al triple y han impedido el acceso a los arqueólogos durante un año por falta de acuerdo con la Junta de Extremadura.
06/09/2019. ABC.

Esta es la historia inexplicable de un premio de arqueología que despertó la más mezquina de las ambiciones: un poco de dinero. En noviembre de 2018, la Fundación Palarq distinguió con el primer premio Nacional de Arqueología y Paleontología al proyecto Construyendo Tarteso, que descubrió, entre otras cosas extraordinarias, en el yacimiento de Casas del Turuñuelo (Guareña, Badajoz) el primer sacrificio masivo del Mediterráneo y también la inhumación de un ser humano, muy rara en un tiempo en que a los muertos se les cremaba.

«Es la primera vez que Tarteso pasa del mito a la realidad arqueológica», celebró en su día Sebastián Celestino Pérez, arqueólogo responsable de este trabajo. Llevaban cuatro años excavando el lugar hasta el galardón, pero en 2019 no ha habido campaña. ¿Cómo es posible que el mejor yacimiento de la edad de Hierro en Europa se pare un año entero? No han desenterrado ni desenterrarán nada por un desacuerdo económico: el yacimiento más importante de España, paralizado por tan pedestre motivo.

Ambición del propietario

Los problemas comenzaron poco después de la gala de entrega del premio, celebrada en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Entre los asistentes se encontraban los dueños del terreno donde estaba el yacimiento, que durante años lo habían arrendado a un precio razonable. «Sabían que era relativamente importante, porque salíamos mucho en prensa y a cada poco se acercaban colegas investigadores a ver la excavación. Pero fue entonces cuando vieron la verdadera dimensión que tenía el yacimiento y decidieron exigir más dinero», explica a ABC, Celestino Pérez. A partir de ahí comenzaron los problemas. Los dueños mostraron su interés por que declararan su terreno como Bien de Interés Cultural (BIC), para que la expropiación fuese más rentable, y se pusieron en contacto con la Junta de Extremadura para comunicárselo.

Sin acceso
Pero al mismo tiempo impidieron el acceso a los investigadores. Todo esto ocurrió en diciembre de 2018. Por su parte, la Junta trató de llegar a un acuerdo económico con ellos, por considerar esta la forma más rápida de resolver el entuerto. Así que cada una de las partes realizó su valoración de las tierras (5.400 metros cuadrados de yacimiento más otros 7.500 de área de protección). «Las discrepancias son muy elevadas. Los propietarios nos solicitan en torno a los 205.000 euros, y la Junta hizo una valoración que en ningún caso supera los 100.000... Tenemos que velar por el dinero de los contribuyentes», asevera Jesús Alonso Sánchez, secretario general de ciencia, tecnología, innovación y universidad de la Junta de Extremadura.

El último movimiento oficial fue ese: el envío de la valoración a los propietarios. «Está claro que la familia quiere sacar el máximo rendimiento, pero todavía no hemos tenido respuesta a la valoración. Ahora la pelota está en su tejado», continúa Alonso Sánchez. Pero la investigación ha quedado un año paralizada. «Está todo el mundo llamándonos, preguntándonos qué es lo que pasa. Y solo podemos decirles que tenemos varias puertas tapiadas, que no podemos entrar. Estamos ante una situación anómala, en la que tenemos dinero pero no podemos excavar», lamenta Celestino Pérez.

Hablamos, no lo olvidemos, de una excavación que está revelando detalles de esa gran civilización que floreció en la península ibérica entre los siglos VIII y IV a.C., y de la que no se tenían muchos conocimientos exactos, más allá de leyendas alimentadas por la mitología griega y romana asociadas a héroes milenarios. Ahí está el edificio protohistórico construido en tierra mejor conservado del Mediterráneo occidental, que nos revela las técnicas que empleaban para levantar sus ciudades. Y hay joyas escultóricas, como una estatua de mármol procedente de las Cícladas… «Para nosotros el yacimiento de Casas del Turuñuelo representa un patrimonio cultural y científico sin parangón», añade Alonso Sánchez.

Con la negociación paralizada, la otra vía por la que se está intentando resolver este embrollo es la declaración de estos terrenos como Bien de Interés Cultural. Para esto no hay plazos fijos porque siempre «depende». Y desde la administración son muy celosos con los detalles. «La Dirección General de Patrimonio de la Junta de Extremadura está elaborando los informes pertinentes para valorar la posible incoación del expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural», afirman en un muy burocrático comunicado tras la petición de información de ABC.

«Es un proceso más lento, que tiene perjuicios para la investigación, que no se reactivará hasta que no haya una declaración de BIC y una posterior expropiación», aclara Alonso Sánchez. ¿Y cuánto se puede estirar el asunto? «Es un yacimiento muy bien documentado, no sería cosa de años», avanza. Mientras tanto, los investigadores hacen lo que pueden, siempre a distancia, claro, alejados del terreno. Ultiman la reconstrucción 3D del yacimiento y, además, han concluido el análisis de los tejidos allí hallados, realizado en colaboración con el equipo del Proyecto Procon, de la Universidad de Cambridge.

La lana más antigua
Probablemente, sean los tejidos de lana y de sarga más antiguos que se conservan de España, según anunciaron en el artículo académico publicado tras el estudio. «Seguimos trabajando. Pero lo importante es la excavación y abrir el yacimiento al público. Habíamos calculado que lo conseguiríamos en tres años, pero eso excavando a un ritmo normal», remata Celestino Pérez.

El arqueólogo se lamenta porque llevan ya «un año perdido, y queremos que empiece cuanto antes». Eso sería en febrero próximo. «Hay gente detrás, técnicos, peones... que han perdido todo un año por algo ridículo». Con el dinero del premio sueñan con una campaña de 5 meses en 2020, el doble de lo normal «para ganar el tiempo perdido. No preocupa tanto el dinero como el tiempo». Hay que terminar la excavación de la persona inhumada (rarísimo ejemplo de enterramiento en una época de cremaciones) y ver la estructura total del edificio, la dimensión real que tiene. «Estamos en las puertas de un gran avance de conocimiento», añade.

La hecatombe y el banquete
Uno de los hallazgos más importantes, por excepcional, del yacimiento es el gran sacrificio que se ha documentado en el patio del edificio: 52 équidos, 4 vacas, 3 cerdos y un perro. Según barajan los expertos, se trata de un ritual que acompañó a la clausura del edificio: la primera hecatombe documentada de todo el Mediterráneo. Pero hay más; por ejemplo, la estancia denominada «habitación del banquete», donde se han encontrado materiales que permiten rastrear una gran celebración, como un caldero de bronce, tres jarros, un quemaperfumes, un colador, una vajilla de mármol o un conjunto de 19 copas de imitación griega. Ese banquete, suponen los investigadores, está directamente relacionado con la hecatombe y la clausura del edificio, que siguió el milenario rito de quemar y sepultar un lugar antes de abandonarlo. También se ha encontrado una inhumación. Todo son detalles palpables de la confluencia que se dio entre los siglos VII y IV antes de Cristo entre la cultura fenicia y la población indígena en el suroeste de la península ibérica. Porque eso es lo que fue Tarteso.
Leer más »

4 sept. 2019 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

Técnicos del Ministerio de Cultura analizan el dolmen aflorado por la sequía en el embalse de Valdecañas

Técnicos del Ministerio de Cultura analizan este martes el dolmen aflorado por la sequía en el embalse de Valdecañas, en la provincia de Cáceres, y que la Junta de Extremadura desea que "se quede" en la comunidad como "un motivo más de riqueza patrimonial".
03/09/2019. 20Minutos.

De este modo lo ha señalado la consejera de Igualdad y portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, quien ha añadido que una vez que los técnicos determinen el "valor" que tiene el "tesoro" encontrado se actuará por parte del Ejecutivo regional para que "se quede eso aquí".

"En el día de hoy están los técnicos del ministerio allí. Están los técnicos del ministerio realizando su trabajo y por tanto valorando el valor que tiene ese tesoro que se ha encontrado ahí", ha dicho Gil Rosiña, quien ha apuntado que "a partir de este momento" se tendrá que "hacer y poner encima de la mesa aquello que quienes son competentes, en este caso el ministerio, digan", ha añadido.

De este modo se ha pronunciado Gil Rosiña a preguntas de los medios este martes en Mérida sobre el dólmen de Guadalperal, después de que el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, haya expresado ya su apuesta por consultar a Patrimonio por el monumento hallado, así como de que haya una plataforma que está recogiendo firmas para pedir apoyo al Ministerio de Cultura para evitar que se vuelva a tapar.

Al respecto, la portavoz del Ejecutivo regional ha incidido en que la Junta lo que quiere es que "se quede eso aquí", y ha añadido en que "en esa línea" va a trabajar. "Pero es verdad que estamos todavía en esa fase analítica de ver por las personas expertas y técnicas qué es lo que se ha encontrado allí y qué soluciones hay, que sin entender mucho de esta historia no parecen fáciles", ha apuntado.

"Nuestro deseo y del presidente, que ya lo dijo la semana pasada, es que eso se quede aquí, se quede aquí, se quede en la comarca y sea un motivo más de la riqueza patrimonial que tiene esta región y que podemos explotar turísticamente, y que puede venir a traernos alegría y riqueza", ha indicado en todo caso.

"Pero estamos en una fase muy embrionaria porque hoy precisamente están los técnicos del ministerio analizando lo que allí se ha encontrado y lo que el agua ha dejado ver", ha concluido.
Leer más »

3 sept. 2019 ~ 0 comentarios ~ Etiquetas:

IU pide un plan de inversiones contra la ruina en San Isidoro del Campo

La federación insiste en que el importante monumento sigue deterirándose.
01/09/2019. Diario de Sevilla.

IU de Santiponce ha lamentado que el Monasterio de San Isidoro del Campo se siga “deteriorando” sin que la Junta “se ocupe y preocupe”, y ha anunciado una iniciativa en el Parlamento para aclarar si, en los próximos cuatro años, habrá algún tipo de inversión que palie la situación ruinosa de algunas zonas.

En un comunicado, la federación en Santiponce ha llamado “por enésima vez” la atención sobre este cenobio, declarado Patrimonio Histórico en 1872 y del que el 80% de la propiedad es de la Junta, incluyendo el claustro renacentista, la torre barroca, las caballerizas, las almazaras o la fachada neoclásica.

La mayoría está “muy deteriorado, en estado ruinoso”. El claustro renacentista está “sin utilización y se conservan tanto los muros como la fachada herreriana, aunque el techo se demolió por seguridad, presentando esta importante fachada un aspecto bastante lamentable”.

Actualmente, recibe unas 25.000 visitas al año, “si se produjera la tan ansiada intervención de restauración de esta zona se podría ampliar el recorrido y el interés en conocer el resto del cenobio”. IU de Santiponce trasladará todas estas cuestiones a Adelante Andalucía para que pregunte a la Consejería de Cultura “cuál va a ser en estos cuatro años su política de inversiones” y si “piensan restaurar alguna parte del mismo”.
Leer más »